Los análisis y pruebas en los aceites dieléctricos, tiene como finalidad:

Diagnosticar la condición de los componentes aislantes en cuanto a su porcentaje de agua y grado de impregnación de productos de oxidación generados por el aceite aislante del transformador lo cual define el tipo de mantenimiento efectivo que pueda requerir el transformador para garantizar su vida útil.

Si el aceite dieléctrico se encuentra en un grado incipiente de degradación, se podrá afirmar que el transformador se encuentra en una situación normal, con lo cual, no requiere de una acción inmediata pero se recomienda efectuar un nuevo chequeo cada 6 ó 12 meses.